Glass

Glass

Por Cineguru

Jan. 18, 2019

El director de origen hindú M. Night Shyamalan, quien saltó a la fama por El Sexto Sentido —película por la que recibió dos nominaciones al Premio de la Academia por Guión Original y Dirección—, nos trae la conclusión de su trilogía “Eastrail 177”.

Shyamalan empezó a escribir un guión integral para esta saga en 1992, cuando recibió su primera oportunidad detrás de la cámara en Praying With Anger, con la intención de iniciar una producción en secuencia de tres películas en 1998, sin embargo, la complejidad de la trama lo llevó a enfocarse en la historia de David Dunn, personaje interpretado por Bruce Willis en El Protegido.

Aunque nunca abandonó por completo la idea de desarrollar la trilogía, tuvieron que pasar 16 años para que pudiéramos disfrutar la secuela, Fragmentado, protagonizada por James McAvoy y que fue un éxito de taquilla y recibió excelentes reseñas de parte de la crítica especializada.

Glass ata todos los cabos en una cinta segmentada claramente en tres actos, reflejando las personalidades de cada uno de los personajes principales. Con un ritmo un tanto lento de inicio, Shyamalan nos presenta las motivaciones de David Dunn (Willis), Kevin Wendell Crumb (McAvoy) y el siniestro Elijah Price (Samuel L. Jackson), para dar paso a una conclusión frenética en la esperada batalla entre “La Bestia” y “El Protegido”.

Con la intención de marcar claramente cada segmento del filme, Shyamalan hace usos de recursos técnicos detrás de la cámara que son de resaltar, empezando por una gama de color específica para las escenas de cada protagonista, y usando tomas distintas en cada acto, contribuyendo a la intensidad en los diálogos y resaltando las impresionantes escenas de acción.

Sobresalientes actuaciones de McAvoy y Jackson —cuyos diálogos están permeados de una intensidad palpable—, y de Anya Taylor-Joy, que retoma su personaje de Casey, la única víctima sobreviviente de “La Bestia”, quienes opacan un tanto la actuación recatada de Bruce Willis, quien nos presenta a un David Dunn aún en conflicto con su existencia y sus poderes.

Una película que los fans de Shyamalan y las cintas previas no deben perderse, aunque se recomienda refrescar la memoria de los acontecimientos anteriores, pues el director usó muchas referencias que pueden pasar desapercibidas para el cinéfilo casual.

¡No te la pierdas! Compra tus boletos en: Cinemex.com

 

Comentarios

Noticias relacionadas